Widgets Magazine
Widgets Magazine
Widgets Magazine

EUA aseguró que el PCN y Gana reciben dinero a cambio de sus votos

Jimena Aguilar

Publicado el 16 de Octubre de 2011
La visión peyorativa de la embajada sobre Gana estaba clara apenas cuatro días después de que los areneros rebeldes formaran su nueva agrupación, en noviembre de 2009. Los cables diplomáticos resumen que ambos partidos participaban de favores políticos en la Asamblea Legislativa a cambio de dinero, y que si el PCN era un partido que se ofrecía al mejor postor, Gana era un partido en venta.

Tanto el PCN -el partido más longevo de El Salvador-, como Gana, el partido más nuevo, jugaban a vender su voluntad en la Asamblea Legislativa, reseñan los cables enviados al Departamento de Estado entre enero de 2009 y enero de 2010 desde la embajada en El Salvador. Entre los términos que los oficiales de la embajada usaron para describir a estas organizaciones de derecha estaban "oportunistas", "en venta", "en subasta" y "compañeros de cama".

Los memorandos revelados por WikiLeaks muestran que la embajada consideraba que históricamente el PCN se había aprovechado de su posición de llave para lograr mayoría dentro de la Asamblea Legislativa. A su vez, consideraba que el grupo de disidentes de Arena que el 31 de octubre de 2009 formaron Gana, estaban jugando las mismas cartas que el PCN para aprovecharse de los votos que permiten a Arena y FMLN tomar decisiones legislativas.

El 26 de enero de 2010, pasados menos de tres meses del surgimiento de Gana, el encargado de negocios Robert Blau escribió en el cable 245623 un resumen del escenario político del momento, de la relación entre el FMLN y Funes, y de cómo Arena llevaba su fractura. En este cable Blau hizo un análisis sobre el papel que jugaban los partidos políticos más pequeños.Asegura que estos son débiles y que su única moneda de cambio es proveer a los partidos grandes de los votos suficientes para lograr mayoría en el pleno. “Aparte del FMLN y Arena, los otros partidos políticos del país son pequeños, débiles e ideológicamente maleables. Su único punto de venta real es como compañeros de coalición, suministrando los votos finales en votaciones reñidas”, dice el documento.

Pero la lectura que la embajada hace a la función de estos partidos no solo se queda en que estos tienen los votos clave para algunas votaciones, sino que estos se aprovechan de su posición para lograr objetivos más cuestionables, específicamente el PCN y Gana.

Cuatro días después del nacimiento de Gana como bancada legislativa, la embajada ya los llamaba un partido oportunista, al igual que calificaba al PCN. Y quizás debido a que ambos son, en teoría, de derechas, en un momento les atribuía ser "extraños compañeros de cama del FMLN" que le permitirían a este último realizar reformas constitucionales.

En el cable 233106, del 4 de noviembre de 2009,  firmado por una persona de apellido Brady, se menciona cómo el FMLN en ese momento ya tenía la posibilidad de hacer reformas constitucionales porque contaba con dos partidos oportunistas. El punto que reflejaba Brady era que cuando la bancada arenera de 32 escaños se rompió el 31 de octubre de ese año, Arena perdió la llave para bloquear decisiones de mayoría calificada de dos tercios de los diputados.

“La gran noticia aquí es la cooperación en aumento entre los claramente ideológicamente opuestos Gana y FMLN. El FMLN ahora tiene dos aliados ideológicamente flexibles y oportunistas: el PCN y Gana. Mientras se mantenga, esta alianza de raros compañeros de cama le da al FMLN 57 votos, suficientes para aprobar cualquier pieza o reformas constitucionales”, suscribió Brady en el cable, clasificado como CONFIDENCIAL.

En un tercer cable, fechado 21 de enero de 2010 y etiquetado como SECRETO, la embajada asegura que estos dos partidos venden literalmente sus votos, aunque no aporta detalles que sustenten dicha afirmación., ambos partidos habían hecho uso de su posición ventajosa para obtener tanto favores políticos como remuneración económica. “Dadas sus posiciones estratégicas, Gana y el PCN probablemente se mantengan como jugadores importantes en las batallas legislativas por venir, demandando, como se rumora han hecho en votaciones anteriores con el FMLN, favores políticos y pagos de dinero secretos a cambio de su apoyo”.

El memorando 244774 hace alusiones particularmente a Gana. Para los oficiales diplomáticos, hasta ese momento, “Gana ha actuado como un partido en venta”. Esta nota diplomática la firmó Michael McGee, consejero comercial de la embajada.

Solo cinco días después de ese cable, la sede diplomática ya comentaba sobre los rumores que vinculaban al expresidente Elías Antonio Saca con la nueva fracción parlmentaria Gana. “Mientras oficialmente no es un miembro de ningún partido, se rumora extensamente que Saca es la fuerza inspiracional y financiera detrás de Gana”, comentó Robert Blau en el cable 245623, también clasificado como SECRETO.

En esa ocasión el encargado de negocios también hizo énfasis en el notorio presupuesto de un partido tan joven. “Gana (…) ha demostrado a través de una convención extravagante y de una campaña publicitaria subsecuente que tiene bolsillos profundos como para dar una pelea de verdad”, se lee en el documento.

Pero el cable donde se califica el vínculo de Gana con el expresidente como uno de búsqueda de dinero es el cable 231608 enviado el 27 de octubre de 2009 y clasificado como CONFIDENCIAL. “Si el expresidente Saca realmente está detrás de los diputados disidentes, como creemos que es, entonces todo es una cuestión de dinero”,  reza el texto firmado por Robert Blau dentro del cual también se menciona cómo Saca utilizó el poder que tenía para hacer del Estado una “máquina de hacer dinero”.

Mientras que a Gana la embajada lo tituló como un partido en venta, prácticamente desde su nacimiento, calificó en repetidas ocasiones al partido más longevo del país de oportunista. “Ni el FMLN ni Arena puede lograr mayoría legislativa sin el apoyo de Gana o el (oportunista) Partido de Conciliación Nacional (PCN)”, reza el cable 245623 antes mencionado.

En el cable 187967 del 20 de enero de 2009, a pocos días de las elecciones y cuando todavía no se sabía exactamente cuántos escaños legislativos había obtenido cada partido, la embajada envió un cable diplomático al departamento de Estado en el que decían que si las cifras del momento se mantenían el PCN tendría una fuerte posición de negociación, ya que podría formar mayoría con cualquiera de los partidos grandes. Además, mencionaba Robert Blau, quien firmó el cable clasificado como CONFIDENCIAl, que una fuente del FMLN ya les había dicho que ya llevaban algún tiempo negociando con el PCN.

En este mismo cable Blau comenta que esta posición ventajosa, el PCN tendría de donde escoger para decidir a quién apoyar y sugiere que su apoyo dependerá de la oferta económica que los grandes partidos le puedan hacer.

“La guerra de subastas (tanto literal como figurativamente) por el apoyo del PCN será dura, especialmente si el PCN es el único en posición de decidir si el FMLN o Arena controlan la Asamblea”, se lee.

En un informe enviado el 5 de enero al Departamento de Estado y clasificado como CONFIDENCIAL, la embajada hacía un avance sobre las elecciones legislativas que estaban por venir. Ahí, Charles Glazer, el embajador, aseguraba que el PCN había mantenido un poder desproporcionado y que había manipulado a los partidos grandes a su antojo gracias a su capacidad de darles la mayoría en la Asamblea Legislativa.

“En años recientes, el PCN ha mantenido un poder desproporcionado, ya que ha tenido suficientes escaños legislativos (10) para formar mayoría en alianza con el FMLN. El partido, esencialmente, ha mantenido como rehenes a los partido más grandes hasta que ha logrado sus propias metas".

Mientras analizaban los posibles escenarios para después de las elecciones, la embajada creía que si el PDC ganaba más puestos en los comicios, esto podría significar una pérdida de poder para el PCN. “El PCN ya no tendría un reinado libre y el PDC aumentaría sustancialmente su poder de negociación”.

Aunque el PDC no le quitó poder al PCN, la ruptura de Gana le significó al PCN una pérdida de poder y ahora que se avecinan las elecciones legislativas y municipales de 2012, ambos partidos disputarán la posibilidad de convertirse en la tercera fuerza legislativa para el trienio 2012-2015.
Actualmente no hay comentarios para esta nota.
Ingresar
Usuario:
Contraseña: