Widgets Magazine
Widgets Magazine
Widgets Magazine

Gana dijo a embajada EUA que Funes prácticamente los adoptó

Jimena Aguilar

Publicado el 6 de Octubre de 2011
Cuando el partido Gana apenas estaba formándose, en noviembre de 2009, dos dirigentes de este movimiento nacido de la fractura de Arena dijeron a oficiales de la embajada estadounidense que el presidente Funes no solo les había expresado privadamente su apoyo, sino que hizo tanto por ellos que quizás lo único que faltó fue que los adoptara como sus hijos.

En una reunión del 17 de noviembre de 2009 entre el consejero político de la embajada de Estados Unidos y los diputados Guillermo Gallegos y Mario Tenorio, del entonces grupo parlamentario Gana, Gallegos le reveló al funcionario estadounidense que el partido en formación había recibido "mensajes de apoyo" por parte del presidente de la República Mauricio Funes después de su ruptura con Arena. Según un cable filtrado por WikiLeaks, la lectura que Gallegos expresó sobre estas muestras de apoyo lo llevaron a decir que Funes se había puesto tan de su lado que prácticamente los había adoptado.

Esta reunión se consigna en el cable 235414, con fecha 18 de noviembre de 2009, 18 días después de que Gana viera la luz y resume las posibilidades que los dos dirigentes de Gana veían de regresar a Arena o de consolidar un nuevo partido. En ese momento, Funes ya se había movido para expresarles su respaldo, revela el memorando.

El texto del cable denota que los 12 diputados disidentes originales tenían como primera opción regresar a Arena, siempre y cuando este cambiara sus dirigentes. El plan B era formar un nuevo partido y había la posibilidad de una opción C, que consistía en unirse a un partido pequeño de derechas.

Este cable fue enviado por la embajada de Estados Unidos en El Salvador al Departamento de Estado de Estados Unidos seis meses antes de que se formara oficialmente el partido Gana, aunque este nació a nivel legislativo la noche del 31 de octubre, fecha en que se reestructuró la junta directiva de la Asamblea Legislativa.

En el sumario del cable, clasificado como CONFIDENCIAL, y que lleva la firma del entonces encargado de negocios de la embajada, Robert Blau, se destaca el supuesto respaldo del gobernante a la docena de diputados disidentes de Arena. "Gana ha recibido mensajes privados de apoyo del presidente Funes, pero el grupo está firme en que mantiene un orientación al estilo de Arena de centroderecha", se lee en la introducción.

Después, el documento detalla el grado de apoyo que esos mensajes reflejaron. El diputado Gallegos le dijo al consejero político de la embajada que Gana veía al presidente casi como un padre adoptivo a raíz de las conversaciones que tuvieron después del quiebre de Arena y cinco meses después de que Funes entró al cargo. "Gallegos dijo que el presidente Funes les ha expresado en privado su apoyo a los 12 diputados de Gana. Gallegos dijo que a Funes lo único que le faltó fue "adoptarlos" pero que no quería alinearse públicamente con ellos", menciona Blau.

El Faro llamó en repetidas ocasiones al teléfono celular del diputado Gallegos, pero este no contestó. Su asistente de comunicaciones dijo que el dirigente de Gana estaba indispuesto por problemas de salud y que hasta este jueves podría atender llamadas. El jefe de la bancada legislativa de Gana, Nelson Guardado, tampoco respondió las llamadas telefónicas.

Los mensajes de Funes quedaron en privado, pero su cercanía a Gana y a personajes cercanos a Gana han sido evidenciada en diferentes situaciones. El Faro reveló este lunes que el presidente Funes sustituyó a su círculo cercano de asesores que estaba integrado por los hermanos Cáceres. En su lugar, las nuevas figuras son el empresario Miguel Menéndez y Herbert Saca, a quien muchas fuentes han identificado como el verdadero líder de Gana.

En el mismo cable de la embajada estadounidense se consigna que el diputado Gallegos dijo que aunque el grupo de disidentes mantenía los mismos ideales que Arena, estos no descartaban una posible alianza entre Gana y los Amigos de Mauricio, el movimiento que dio un matiz ciudadano a la candidatura presidencial del FMLN.

El cable cierra con un comentario de Robert Blau en el que dice que el quiebre de Arena representa más que una amenaza para Funes, una posible distracción. "En cuanto al presidente Funes, la división de Arena representa más una distracción que una amenaza: ninguno de los miembros de Gana se ha alineado súbitamente con las metas extremistas del FMLN, y Funes seguirá recibiendo apoyo para propuestas más moderadas tanto de Gana como de Arena".

Actualmente no hay comentarios para esta nota.
Ingresar
Usuario:
Contraseña: